Alquiler

seguro MUTUA ALQUILER

Para estar tranquilo pase lo que pase en su vivienda destinada a alquiler.

Qué es

Qué cubre

Es una póliza que tiene por objeto resarcir los gastos y perjuicios económicos, materiales y de defensa jurídica que puedan producirse al arrendador de una vivienda urbana y los derivados del impago de la renta por parte del inquilino.

Quién puede contratar

Este seguro únicamente está destinado a asegurar contratos nuevos de alquiler de viviendas regulados por la Ley 29/1994, de 24 de noviembre, de Arrendamientos Urbanos.

Para contratar el seguro, el asegurado deberá ser propietario o usufructuario de la vivienda objeto del seguro.

Es un producto asegurador de Mutua de Propietarios comercializado por Agrupació.

Riesgos cubiertos

  • Impago de alquileres

    Esta garantía cubre el impago del alquiler por parte del inquilino, correspondiente a la vivienda arrendada e incluida en la póliza.

    La compañía asumirá hasta el 100% de la suma asegurada en las condiciones particulares, con un límite máximo de 12 meses de renta.

    El importe de la suma asegurada para esta garantía debe coincidir con el importe total del recibo mensual de alquiler, salvo en aquellos casos en que el importe de dicho recibo sea superior a 3.000 euros, en cuyo caso el importe de la suma asegurada será de 3.000 euros. Asimismo, este límite incluirá todas aquellas cargas por servicios relacionadas en el recibo de alquiler.

    Franquicias

    1. Será a cargo del asegurado la primera mensualidad de renta impagada, siendo por cuenta del asegurador, hasta los límites garantizados, el exceso sobre tal franquicia.
    2. Existe la posibilidad de poder contratar un seguro con una franquicia de 6 meses y cobertura de 6 meses. La aseguradora asumirá hasta el 100% de la suma asegurada de las rentas impagadas por el inquilino o arrendatario a partir del 7º mes de iniciarse el impago y con el límite máximo de 6 mensualidades de renta.
  • Defensa jurídica

    Se garantiza, hasta el límite máximo de 3.000 €, la defensa en conflictos directamente relacionados con el contrato de arrendamiento, incluyendo el desahucio.

    El mínimo litigioso es de 300 €.

    También se incluye la cobertura de defensa en contratos de seguros, defensa de la responsabilidad penal como arrendador, la reclamación al responsable identificable de los daños materiales causados a la vivienda arrendada, la reclamación en caso de incumplimiento de contratos de servicios de reparación o mantenimiento de las instalaciones y la defensa de derechos del asegurado como propietario o usufructuario de la vivienda. Asimismo, se incluyen la reclamación a sus vecinos por infracción de normas legales relativas a emanaciones de humos o gases, higiene, ruidos persistentes y actividades molestas, nocivas o peligrosas, la defensa y reclamación de sus intereses en los conflictos con sus vecinos por cuestiones de servidumbres de paso, luces, vistas, distancias, lindes y medianerías, la defensa y reclamación de sus intereses frente a la comunidad de propietarios del inmueble en que se halle la vivienda, siempre que esté al corriente de pago de las cuotas legalmente acordadas, y la defensa de su responsabilidad penal en los procesos que se le sigan como miembro de la junta de copropietarios del inmueble.

  • Actos vandálicos continente

    La compañía asumirá hasta el 100% de la suma asegurada, a valor de nuevo, siempre que exista un siniestro indemnizado con cargo a la cobertura de impago de alquileres, de los deterioros inmobiliarios y/o del robo del continente de la vivienda asegurada causados por el inquilino como consecuencia de actos de vandalismo o malintencionados y que se constaten tras su desalojo o marcha de la vivienda, comparando el estado de la misma con aquél en que se encontraba cuando el inquilino formalizó el contrato de arrendamiento.

    Franquicia

    En esta garantía se establece una franquicia a cargo del asegurado de 300 euros por siniestro, siendo por cuenta del asegurador, hasta el límite garantizado, el exceso sobre tal franquicia.

Exclusiones

No se aceptará la suscripción de pólizas para los siguientes riesgos:
  • Alquileres de temporada.
  • Alquiler de local de negocio.
  • Subarriendos.
  • Contratos de alquiler rústicos.
  • Inmuebles que carezcan de las condiciones legales de habitabilidad.
  • Viviendas secundarias.